Mediación comunitaria. Resolución de conflictos

Artículo 1.

Se instituye la mediación comunitaria como procedimiento de resolución alternativo de conflictos.



Artículo 2.

La mediación comunitaria es un procedimiento de resolución de conflictos no adversarial, voluntario, colaborativo y gratuito, dirigido por un tercero neutral, mediador, que ayuda a restablecer la comunicación entre los ciudadanos, en pos de generar soluciones oportunas.



Artículo 3.

La mediación comunitaria se aplica a las controversias que surjan en virtud de la convivencia o proximidad entre partes.



Artículo 4.

La mediación comunitaria tiene por objeto: a) Generar un espacio de comunicación directa entre las partes -individuos, grupos u organizaciones de la sociedad civil-, a efectos de solucionar los conflictos que planteen. b) Crear conciencia acerca de la importancia del diálogo para generar el compromiso y la participación vecinal. c) Promover una actitud preventiva que ayude a generar propuestas para solucionar y abordar tempranamente los conflictos. d) Asegurar la accesibilidad geográfica y equitativa a todos los ciudadanos de la Provincia del Neuquén.



Artículo 5.

Los sujetos que intervienen en el procedimiento de la mediación comunitaria son los siguientes: a) Mediador: persona que cuenta con título de mediador, otorgado por un organismo oficial. b) Partes: personas, organizaciones o grupos involucrados en un conflicto.



Artículo 6.

Se reconoce la actividad de los gestores comunitarios, idóneos orientados a colaborar en el desarrollo de las mediaciones comunitarias. Queda prohibida su intervención como mediadores en las audiencias de mediación.



Artículo 7.

Los principios de la mediación comunitaria son los siguientes: a) Voluntariedad. b) Gratuidad. c) Confidencialidad. d) Igualdad de partes. e) Consentimiento informado. f) Imparcialidad del mediador. g) Inmediación y comunicación directa entre los intervinientes. h) Autocomposición. i) Informalidad. j) Celeridad del proceso.



Artículo 8.

Para llevar a cabo el procedimiento de mediación, es indispensable: a) Contar con la aceptación expresa y voluntaria de las partes. b) Firmar el Acta de Confidencialidad. c) Firmar un acta, en caso de llegar a un acuerdo. d) Informar y archivar las actuaciones, en caso de no llegar a un acuerdo. Cualquiera de las partes puede solicitar la homologación judicial del acuerdo



Artículo 9.

La mediación comunitaria no puede versar en materia de: a) Causas penales. b) Cuestiones vinculadas con el Derecho de Familia y Derecho Sucesorio, que se encuentren judicializadas. c) Asuntos relacionados con el Derecho Laboral. d) Concursos preventivos y quiebras. e) Causas que tramiten ante la Justicia federal. f) Causas en que el Estado nacional, provincial o municipal sea parte. g) Amparo, habeas corpus, habeas data e interdictos. h) Medidas cautelares. i) Cuestiones comprendidas en el ámbito de aplicación de las Leyes 2212 y 2786 y sus modificatorias. j) Otras cuestiones en que esté comprometido el orden público.



Artículo 10.

La autoridad de aplicación debe crear centros de mediación comunitaria, distribuidos equitativamente en la Provincia, con el fin de garantizar el acceso de la ciudadanía.



Artículo 11.

La autoridad de aplicación de esta Ley es el Ministerio de Gobierno y Justicia, o el organismo que lo remplace.



Artículo 12.

El Poder Ejecutivo debe reglamentar la presente Ley para regular el procedimiento y habilitación de los centros de mediación comunitaria, en un plazo de ciento ochenta (180) días a partir su publicación.



Artículo 13.

El Poder Ejecutivo provincial debe realizar las adecuaciones presupuestarias necesarias para garantizar la implementación de la presente Ley.



Artículo 14.

Comuníquese al Poder Ejecutivo